Monday, May 15, 2006

Paseo a Termas El Plomo

El día antes de viajar a Curacaví por lo del parte partí al Cajón del Maipo. Desde que tengo moto he escuchado acerca del embalse El Yeso y las Termas El Plomo, y lo hermosos que son. Con la XR 125 nunca fui; después del viaje Chillán en Noviembre adquirí más confianza en tierra, pero a pesar de esto, el paseo nunca se dio. Quizás porque siempre partía demasiado tarde como para llegar; el Cajón del Maipo se ve engañosamente cerca a Santiago, pero la falta de estaciones de servicio pasado San José de Maipo es un factor a considerar.

La primera incursión hacia el Embalse fue hecho un Domingo, motivado por frustración y con una partida tarde. Llegué al Embalse, pero se me hizo de noche, y mi luz delantera estaba apuntando demasiado bajo (ajustarla es un trabajo engorroso, hay que sacar la máscara).



Debo decir que la vuelta ciertamente fue interesante: la noche estaba tan oscura, y el haz de mi luz tan certeramente oscuro pasados los 5 o 6 metros, que en una ocasión incluso me salí del camino, tomando un desvío alternativo durante una decena de metros.

Con la licencia en mano, y acompañado de buen clima, partí al Cajón, para por fin hacer el recorrido bien hecho.



El camino se me hizo eterno, en particular por la restricción imbécil de sectores de Av La Florida y Av Las Vizcachas de 50 km/h. Detesto ese afán mediocre de algunas municipalidades de dejar la señalética vial en un estado tal que la falta de inversión en su reposición no solo ahorra dinero, sino que además genera copiosos ingresos por partes.

El conducir un vehículo respetando absolutamente todos los límites de velocidad impuestos es un ejercicio de una complejidad mayor a lo que uno pensaría. Deberías probarlo algún día. No me refiero a manejar bajo los 60 km/h que la ley establece como máxima velocidad en zona urbana, sino respetar al pie de la letra cada señal de velocidad máxima que veas, durante la distancia completa entre ésta y la siguiente. A veces pareciera que se les "olvida" colocar una señal que vuelva a subir el límite, cuando la zona que amerita una velocidad reducida haya pasado ya.

Después de un lento paseo por el valle, mirando por los espejos constantemente y dejando pasar a los vehículos que llevaban una velocidad más razonable, llegúe a San José de Maipo. Eché bencina, y partí nuevamente. Eventualmente llegué al final del asfalto, y comenzó la polvareda.



La calamina, la pendiente y el polvo hacen del tramo inicial uno levemente frustrante, quizás también porque es el tramo durante el cual uno se olvida del manejo sobre asfalto y entra em la modalidad de andar sobre tierra, algo completamente distinto. Lo más difícil, para mi, es relajarme y aceptar que la moto va a moverse constantemente bajo uno, una oscilación sutil sin regularidad ni sentido, sobre la cual se superpone la conducción.



Después de escuchar y sentir como mi rueda trasera rebotaba sobre la calamina, restándome tracción, decidí ajustar la suspensión trasera. No sé nada sobre suspensión, así que dejé la amortiguación de la compresión en el mínimo. No ajsuté la amortiguación de la expansión por flojera, y porque sólo tenía una moneda a mano como para usar en la ranura del tornillo de ajuste (más flojera me daba sacar la bolsa de herramientas).

En un punto del valle existe algo así como un refugio abandonado. Se ve bastante militar en su diseño y estética, pero ya no queda nada que de un indicio de su pasado, por lo menos desde el camino.


El aire se enfrió y adquirió esa frescura de altitud, de montaña. Además, comenzaba a sentir la presión sutil en la cabeza que me causa la altitud. Los cerros tenían esos colores surreales que parecieran ameritar tenerlos guardados bajo una capa de nieve la mitad del año, como para preservar su luminosidad.






Y llegúe al Embalse El Yeso. El camino que lo bordea es muy angosto, con una caída al agua por un lado y la roca pelada al otro.






Después del Embalse, seguí. Quería ver hasta donde llegaba el camino, a ver si encontraba las Termas.












El camino fue haciéndose cada vez más angosto y más deteriorado. En algunas sombras había hielo, y algunas pozas de barro eran de barro congelado.

El camino finalmente llegó a un valle plano, y desapareció. Supuse que el camino cruzaba en algún punto un amplio lecho de río, así que me lanzé a cruzarlo. No fue difícil, y fue muy entretenido poder avanzar en línea recta, sin importar lo que hubiere en el camino (rocas, agua, tierra, arena).



Tomé una rama equivocada del valle, y cuando vi un auto estacionado en medio de la nada (cómo llegó hasta ahí?!), me dio confianza como para subir por un camino que bordeaba el cerro. Por aquí estarán las Termas?



No. La foto la tomé mirando hacia el valle, porque había recién logrado dar vuelta la moto, luego de 10 minutos de jalar, trabajar los frenos, embrague, etc. Sudando como chancho. Las rocas se hicieron cada vez mas grandes al avanzar, y llegó un punto en el cual ya estaba avanzando sobre trozos filudos de roca del tamaño de cajas de zapato. preferí volver, porque no tenía gracia avanzar tan lentamente y con tanta dificultad.



Finalmente llegué a las Termas. Habían unas 3 o 4 carpas, un par de autos, unos jeep, y me dijeron que recién se habían ido unos tres autos más. Al parecer es un destino popular. El agua, por lo menos en la parte donde yo metí los dedos, no era tibia, pero tampoco gélida. Supongo que algo con la temperatura de una piscina fría es una temperatura caribeña para la cordillera.















Habían otras rutas que quería explorar, pero el sol se estaba poniendo, y quería volver con luz.
























Hice la mitad del camino de vuelta a oscuras, y con un haz con una alineación no mucho mejor que la vez anterior. Bajando me topé con tres 4x4, pero de esos más citadinos, más redondeados. Iban rápido y levantaban una polvareda tal que no se veía absolutamente nada. Por su velocidad y el polvo fue difícil aproximarme para pasarlos, y cuando lo hice con el primero, que venía más atrás, no me dio ninguna facilidad para pasar. Qué le cuesta? Es una moto. No es como si fuera a tragar más polvo del que ya estaba tragando a causa de los otros dos. Lo pasé igual, y un poco más adelante, al reflexionar sobre su testarudez, bajé los talones a la tierra un rato. Eso sí que levanta polvo :-)

Labels: , ,



16 Comments:

Blogger Jaskask said...

:P

y el mi pal querido?

9:55 PM  
Anonymous Ratbike said...

Me estoy haciendo adicto al blog. Buenos relatos y unos paisajes sobrecogedores me animan a pasarme por el blog a disfrutar un rato con tus aventuras.
Un abrazo y a seguir ruteando.
Ratbike, desde España en Yamaha Tenere 660
www.lacoctelera.com/ratbike

5:04 PM  
Blogger Valéria Lemos Palazzo said...

Suas fotos são maravilhosas ! Vou voltar para ler o que você escreveu.
Obrigada por ter comentado meu texto sobre "Relacionamentos Virtuais". Gostei da sua opinião.
Valéria

3:19 PM  
Blogger Maga said...

Te incorporé a mi listado de mundos. Si te incomoda, avisame y lo arreglo :)

Night Night (F)

¿Te has dado cuenta de la cantaidad de imágenes maravillosas que posees?

1:25 AM  
Anonymous Mike Werner said...

Beautiful photos !!! You should make a book out of these...

Muy bonita !!

2:38 PM  
Anonymous Anonymous said...

Desde adolecente que subo en mountainbike a las termas del plomo y has captado muy bien su escencia con tus fotos. Anímate para ir luego de las primeras nevazones, tal vez puedas llegar solo hasta el embalse, pero las tonalidades y matices son espectaculares también.
gabrielwx@yahoo.com

11:52 AM  
Blogger Durandal said...

Gabriel, de hecho he ido en períodos más invernales al Cajón desde que escribí este relato. El resultado lo puedes ver en

Paseo a la Mina

Baños de Colina

De hecho, se me olvidó que tengo otras fotos pendientes del cajón, postearé pronto sobre ese paseo.

d.

12:00 PM  
Anonymous Anonymous said...

Me parece excelente la página,mi solo en lo que puedo aportar, es que los refugios (cascaras). que se ven antes de llegar al ambalse del yeso, los construyeron para los obreros que trabajaron en la construcción del mismo embalse.
Saludos y seguir aportando.

11:20 AM  
Anonymous carlos said...

wena compadre save q ise esa misma ruta pero en un siena v16 = fue bkn onda cualquier aventura y el camino estaba relativamente weno y para aprovechar mejor el tiempo seria mejor ir en un auto alto o un jeep acampar en los iglus militares q ai avandonados en el embalse y seguir al otro dia asia las termas es una buena aventura la recomiendo : )

12:25 AM  
Anonymous pame said...

Pamela
Gracias por el dato, vi tus fotos el viernes y el sabado ya ibamos camino a las termas con mi esposo y mis 2 hijos,lo pasamos increible..eso si recomiendo ropa muy abrigada para la noche.

7:56 PM  
Anonymous mauricio jimenez said...

te cuento que este sabado 26-ene-08 sali de mi casa en maipu con un destino no definido solo sabia que deseaba acampar en el cajon del maipo para mostrarle a mi esposa, hijos y un sobrino lo hermoso de la noche en la total oscuridad, solo iluminado por la luna y las estrellas.
por mi mente se crusaban los maitenes y el morado, pero de pronto en el mapa encuentro el embalse del yeso al llegar a él mi desicion es dejarme llevar por el camino y si mi leal auto hyundai era capaz de llegar donde el mapa me mostraba las termas el plomo.
y auque el camino fue largo y duro, crusamos el rio y por fin llegamos a las termas, pero auque nos llovio igual nos bañamos y pasomos frio durante la noche fue una experiencia maravillosa.

10:38 PM  
Blogger durandal said...

Estimados, disculpen la demora en responder.

Gabriel: Pues eventualmente sí llegué en un momento como el que describes. Me esperaban vistas increíbles.

Anónimo: Gracias por el dato.

Carlos: Efectivamente, una buena aventura. Nunca me he asomado a las estructuras abandonadas.

Pame: Disculpa la demora en responder. Me alegro mucho que se hayan encontrado con un lugar lindo y desconocido. Y sí, apenas cae el sol, la temperatura se desploma.

Mauricio: Me alegro mucho! A veces hay que tirarse nomás. Apuesto a que los chicos no se van a olvidar de ese paseo.

Saludos,

d.

6:41 AM  
Blogger sandra said...

Me fui de chile cuando tenia 23 ya tengo 30..yo y mi ex marido un gringo que adoraba chile soliamos hacer lo que tu haces en moto, tus fotos me trajeron recuerdos de lo hermoso que fue, aveces hizo mucho frio pero siempre llegabamos al final del camino, nos ibamos para alla a las 6 de la manana para regresar como a las 9 de la noche..muy lindas las fotos parece que podia sentir el aire fresco en mi cara mientras las miraba..saludos

5:27 PM  
Anonymous soledad said...

hola me encanta el sector del cajon el año pasado fui con mi familia y ahora quise repetir la experiencia y me alegre cuando llege y vi que estaban cobrando dije arreglaron el camino que bueno feliz hasta que me di cuenta que el camino estaba pesimo de hecho no pude llegar me devolvi y le pregunte al cuidador porque no no habia dicho que el camino estaba tan malo y que me devolviera la plata cobran 3.000 por persona y me dijo que tenia instrucciones de que pasando el porton aunque no llegaran cobrara igual por supuesto que yo no fui la unica que tuvo que devolverse y hasta una grua entro a buscar una camioneta realmente estoy indignada es una lastima que lugares tan bellos caigan en manos de sinverguenzas bueno ya me desahoge pero igual que lata y lastima por nosotros que nos gusta conocer lo lindo de nuestro pais

2:57 PM  
Blogger durandal said...

Jonathan nos cuenta que:

"hola yo fui en bici y vivo en san bernardo me demore 11:30 horas mas 4 para el plomo"

Edité su comentario porque también incluyó su celular, y no me parece buena idea colocar el número de celular en una página pública.

Saludos,

d.

1:53 PM  
OpenID EstefaniaDelmas said...

Lindas las fotografias!!! conozco estos lugares hasta el embalse el yeso y conseguiste imagenes muy lindas.

=)

Muchos saludos!!

Estefania

11:08 PM  

Post a Comment

<< Home