Friday, December 29, 2006

Retrospectiva Fotográfica 2006

Ya sé, ya sé. Quizás sea una excusa barata para generar contenido en un momento en el cual tengo la moto todavía parada en el taller, gracias al glacial proceso de resolución del choque (los detalles vendrán cuando todo este proceso haya terminado, porque me tiene hasta las bolas y no quiero hablar de eso).

El Cantar de la Lluvia tiene más de un año de existencia ya, y creo que sería agradable hacer una retrospectiva de las mejores fotos que he tomado el 2006, según mi no tan humilde criterio.

Anticipo que haré trampa: incluiré una que otra del 2005, para no dejarlas fuera.

* * *

e.l..c.a.n.t.a.r..d.e..l.a..l.l.u.v.i.a
.
el primer año en fotos


Prólogo: Finales del 2005

El 2005 fue el año en el que compré mi primera moto. La historia la he contado varias veces, pero creo que nunca la conté en el blog. Había ido a Buenos Aires, como tantas otras veces, a ver a Julián, a vivir la maravillosa vida bonaerense, a conocer mejor a mis primos, Oli y Tommy, a los que descubrí recién el 2004. Cosas van, cosas vienen, y Oli me invita a pasar un tiempo en Jacinta, la estancia de los O'Dwyer en Entre Ríos, por ahí cerca de General Galarza.

Photobucket - Video and Image Hosting

Al llegar, descubrí que Oli tiene moto. Hm. Las motos las miraba como algo ajeno, peligroso, vehículo de suicidas. Nunca me había fijado en ellas de manera positiva, quizás por no querer caer nunca en la tentación de tener una. Recuerdo que tenía cosas muy duras para decir de los que andaban en moto, cosas nada buenas. Así que, en absoluta concordancia e imbuido de un espíritu de consecuencia y racionalidad abrumadores, un día, de la nada, quizás sobre el almuerzo, quizás sobre una banana con dulce de leche, le pregunto a Oli: Che Oli, me enseñás a andar en moto? Pues sí, me respondió, como si fuera lo más natural y simple del mundo.

Ah, esta es Oli:

Photobucket - Video and Image Hosting


Salimos al pasto, bajo los árboles enormes que rodean la casona, y me habló del embrague, los cambios, cuidado con no darle al acelerador cuando le des la patada porque te pega de vuelta, etc. Lo de siempre. La eché a andar y en unos segundos estaba rodando por el pasto, sintiendo esa deliciosa sensación de la suspensión sub-amortiguada, era como flotar en un bote. Me gustó. Me gustó mucho. Practiqué andando por la entrada a la estancia, bajo los álamos, esquivando raíces ocultas en sombra y sintiendo la frescura del viento, primera frescura que sentía desde... probablemente desde alguna tienda con aire acondicionado en la Capital. Creo que no pasé de tercera. Al rato entré a buscar el casco, y salí a recorrer. Así como así. En retrospectiva, tiene perfecto sentido. Me reconozco en ese acto, con lo que ahora sé de mis viajes y paseos, pero en el momento, simplemente hice lo que parecía más natural. Y partí.

Caminos de tierra entre enormes campos de la pampa húmeda, bichos, humedad y viento, nubes increíbles. La sonrisa que tenía en la cara no la había tenido nunca. No se me iba con nada. Me pregunté si era posible tener calambres por sonreír tanto. Parece que no.

Andando, andando, tomando muy lentamente las curvas cerradas de 90 grados entre cada terreno, practicando el frenado, los cambios. Paré un par de veces simplemente para practicar el encendido de la moto, por precaución.

Photobucket - Video and Image Hosting

Pasó media hora, una hora. El sol, casi horizontal. Un campo lleno de vacas al costado del camino, y paré. En ese preciso instante, apenas se detuvo el motor, todas me miraron. Saben lo que es que centenares de vacas blancas y negras te miren de frente repentinamente? Mugí, por cortesía, y quedó la cagada. Comenzaron a mugir a coro, según recuerdo.

Y así. Ese tipo de cosas sucedían.

Esa noche, me perdí. Supe volver a la carretera, pero no había calculado cuánto me había alejado de la estancia. Por suerte paré a una camioneta en uno de los caminos secundarios, y resultó conocer a los O'Dwyer, y la moto, y a Oli. Me indicó el camino a seguir, y habré hecho unos 20 o 30 km en la carretera, de noche, a 80 km/h, los bichos impactando la visera cada tanto. Llegué a la estancia, y por suerte no estaban tan preocupados por mi ausencia.

En los días que siguieron, salí a recorrer, pero casi siempre con Oli, para ir a tomarse unos mates al río, o siguiendo a la camioneta, como excusa para poder andar un poco más en la moto.

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Esta perrita se enamoró de mi. Cada vez que yo la miraba, se tiraba de espaldas, entregada por completo. Además, me "defendía" de los otros perros (todos muy tranquilos).

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Una de esas salidas con la camioneta, la moto y la madre de Oli fue al almacén local. De noche, a unos 30 minutos de la estancia por caminos polvorientos, cantos de grillos y luces intermitentes de luciérnagas. Una luz solitaria en el porche como único indicio de que había alguien. Afuera, una que otra silla de madera en mal estado, algún afiche de cerveza Quilmes desteñido por el sol. Adentro, un simpático y generoso dueño, amigo de la familia, con quien compartimos galleta (pan duro en rodajas), mortadela y Quilmes.

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Eventualmente llegó la hora de volver a Buenos Aires, y me fui, con la firme intención de volver a montar una moto lo antes posible. Y ya saben en qué quedó eso.

Volví, y varios días después, volvió Julián, quien había estado viajando por Brazil. Llegó cansado. Mucha joda.

Photobucket - Video and Image Hosting

Yo me dediqué a recorrer, recorrer, recorrer. Esta foto, sacada mientras comía pizza en un restorán en el centro, en Av Córdoba quizás. Mientras comía, sacaba mil y una fotos de los transeúntes. Esta es la única que valió la pena.

Photobucket - Video and Image Hosting

Y después, la vuelta a Chile. A mi derecha, Tommy, mi primo, y luego Sergio.

Photobucket - Video and Image Hosting

Del 2005 falta, no crean que ahí termina la cosa.


Feliz con mi nueva moto, una XR 125 L, partí a recorrer a donde pudiera llegar. Uno de esos viajes, El Carburador y Yo, me llevó a conocer Valle Nevado en el Otoño, al atardecer.





Un frío como para morirse, particularmente dado el equipo precario que tenía.






El 2005 también me llevó a varios lugares con Ben Kenobi. Conocí su NC30, y hasta el día de hoy a veces tengo sueños con esa moto (y literalmente: anoche soñé precisamente eso).

Con el maestro Kenobi exploramos Laguna Verde y otros caminos aún peores.





De hecho, estos paseos serían un augurio del camino que ambos tomaríamos a futuro en términos de nuestras adquisiciones de motos. Él, un cambio radical, de NC30 a Transalp; yo, más entendible, de XR 125 L a XR 250 R.




También anduve de paseo por los cerros detrás de San Carlos de Apoquindo.



En Noviembre del 2005 fui a Las Trancas, para una conferencia del grupo Milenio de Óptica Cuántica, un buen tramo en la moto. Un viaje espectacular.



Verano 2006

Con la llegada del año nuevo se planeó un viaje a Talca. El viaje estuvo bueno; recuerdo que mientras algunos se recuperaban de la caña de una despedida de soltero, otros lidiábamos con un resfriado desagradable y con la idea de que se nos había quedado el saco de dormir en Santiago.



Ahí nos encontramos todos con una mezcla extraña de buena y mala suerte, presentado en forma de una calle cubierta de aceite.

Desilusión:



Pero no pasó nada grave, Octanito hizo de pararrayos con la mala suerte grupal, y fue un paseo netamente positivo.




En Febrero pasaron muchas cosas, cosas sobre las cuales quizás escriba en el blog. Quizás no. Tengo una tonelada y media de fotos de ese período... pero por el momento las siento fuera de contexto, y con demasiado bagaje emocional.


Volví a Chile, y me lanzé a la compra de otra moto. Fue bautizada con Ben en un paseo a Valle Nevado.







Otoño 2006


Llegó el Otoño, de esa manera imperceptible con la que suele llegar a Santiago. Para poner a prueba la parrilla nueva de mi moto, nos fuimos a acampar con Ben a Siete Tazas.








En Otoño también fuimos de paseo a Olmué y Con Con, con los chicos de la Adach, y tuve mi primera pana mecánica (nada serio). Esta foto increíble, por Camilo.








También fuimos a Portillo.




Nos quedó gustando eso de cargar la moto como mula y partir a acampar en alguna parte, así que lo volvimos a hacer, esta vez en Colliguay.




Y lo que vino después, en las últimas del Otoño, para mi marcó un antes y un después. Mi primera excursión en serio al Cajón del Maipo, a las Termas del Plomo. Ya ningún paseo sería igual.







Invierno 2006

Apenas un tiempo después del paseo a las termas, volví al Cajón, esta vez a La Mina, y el Invierno se hizo sentir.



Con algunos días de buen clima, me escapé a Laguna Verde con Francisco, en lo que sería la primera de varias salidas a este destino y con este caballero, y a veces solo.








En Junio nos largamos todos a Coquimbo, La Serena y Valle del Elqui por unos días, y esto estuvo bastante entretenido. La vuelta estuvo buena también.










Por ahí por esa época le agarré el gusto a la Cuesta La Dormida, luego de haber pasado por ahí varias veces en busca de empanadas, a Olmué.




Por esa época también le encontré la gracia a Google Earth: me permitía identificar rutas y senderos escondidos. Volví varias veces para ver a dónde llevaban dichos senderos.








Tiempo después, Andrés había iniciado la construcción de su casa en Curacaví recientemente, y me invitó a pasear por la zona.




Desde Google Earth, y desde la Cuesta La Dormida, había espiado un cerro, llamado El Roble, el que al parecer tenía una ruta hacia su cumbre. Intenté llegar, pero no pude.






Y como última salida invernal, me fui a Leyda, a conocer las carreras de 400 cc. Qué increíble, señores! Quedé embobado por días.





Y todo gracias a este caballero.





Primavera 2006

Llegó la primavera, carajo! Y nos vamos a la cordillera, porque claro, obviamente la madre naturaleza respeta las fechas y todo eso, no? No?








Pasó un tiempo, y ya con mejor clima, partí al Cajón de nuevo, pero esta vez a los Baños de Colina.




Nuevamente esos paisajes...



... y para colmarlo todo, un baño espontáneo en las termas!




Otro intento más al Cerro El Roble, y esta vez con éxito! Y los lentes de sol chuecos.








En la siguiente visita a Laguna Verde, la supremacía de Fran en esos terrenos quedó clara, y quedó clara también mi ineptitud.




Con Ben volvimos a la Laguna de Aculeo, tratando de duplicar una ruta que hicimos el año pasado, pero no fue posible cruzar un cierto río. En vez de eso, descubrimos las ruinas de una fábrica o mina.






En primavera también volví a Lagunillas, un lugar donde no había estado hace años y años, para recobrar para mi lo que alguna vez fue de otros.






Todo este tiempo estuve, en realidad, esperando que se deshielara el camino a Termas del Plomo. Cuando pensé que estarían despejadas, intenté llegar, pero no pude.






Con Jano fuimos a recorrer los cerros de Lampa, detrás del aeropuerto.





Otra vez más al cajón, y esta vez me encontré con un bicho raro: un elemento de la fauna Santiaguina, visto rara vez por aquí, lejos de su hábitat natural. En este viaje aprendí que los caballos también se acuestan.






Para despejar la mente luego de ese paseo, salí con Andrés, a recorrer Chicureo.




Llegó Noviembre, y con él, la conferencia Quantum Optics III en Pucón. Tenía pensado ir en la moto, pero no fue posible.




Y... por qué no hay encabezado de "Verano 2006"? Por culpa de una conductora que no miró bien al doblar a su izquierda, cruzando por delante mio. Agradézcanle a ella la falta de updates al blog y mi mal humor en general. Lo que sí diré, las XR son unos tanques.


Pero para no terminar sobre una nota tan negativa, falta mencionar mi segunda ida a las carreras en Leyda, más espectacular que la primera.










Y con esto, señores, señoritas y criaturas varias, se cierra el 2006. Un año de cambios, de viajes más lejanos, más polvorientos, más hermosos. Y también mi primer accidente.

A todos ustedes, gracias por leerme, por postear comentarios, y por las felicitaciones que llegan de por aquí y por allá, que siempre me sorprenden.

Feliz año nuevo!

Labels: , ,



20 Comments:

Blogger Foix Jinn said...

Oye, estan realmente buenas todas las fotos. Tienes un ojo para fotografías muy bueno.

Que entretenido debe ser recorrer todos esos lugares

Saludos
Que el 2007 te lleve a lugars nuevo :)

9:00 PM  
Blogger Jorge S Diaz said...

Felicidades por un año de excelentes fotos... no puedo esconder mi interés en la foto de la plaza que tomaste en tu viaje a mi Talca natal. Hace años que no camino por el centro de mi ciudad y cuando me fui esa plaza estaba casi abandonada y esa pileta sin agua. Me agradó bastante verla incluso iluminada con vivos colores.
Saludos y los mejores deseos para el año que ya se viene...

JSD

10:03 PM  
Blogger Jaskask said...

Paul, la primera parte está excelente y me recordó tus antiguas historias por mail y fotos en tu page. La segunda parte fue muy de rerecordar y me dio sueño. Pero como siempre, buen blog.

:D

10:56 PM  
Blogger monin said...

puchis, pa variar te explayaste mas de la cuenta y tengo que salir sin poder terminar de leerlo.

Pero de lo que ya lei te dejo un comentario: Quien te haya dicho que no te puede dar una calambre por sonreir, es que nunca ha sonreido tanto. Yo si los he tenido... y varias veces

Feliz año nuevo ;)

8:30 AM  
Blogger Pollo said...

¿Por qué no hay fotos del Verano 2006...?

las habrá, las habrá, no es que sea un optimista a ultranza, pero sabes tan bien como yo que te la llevaste pelada, podrás seguir recorriendo nuestro hermoso país en TU MOTO, pocos pueden decir (hacer) lo mismo después de un accidente.

No te cierres a la mala onda de ese evento, me da lata que no te aparezcas por el foro tan seguido como antes o que los posteos hayan dismuinído por el estado de ánimo (es comprensible), espero que te mejores dentro de pronto, y si Ben te acompañó en una moto de velocidad, creo que bien podría yo hacerlo en mi naked.

Un saludo y que lo pases bien!!!

3:28 PM  
Blogger Durandal said...

Foix, gracias... es muy entretenido! Espero que algún día te animes a hacerlo.

Jorge, gracias por las palabras. Talca nos dio buenas cosas y malas cosas, pero nadie negará que fue una aventura. Y la plaza efectivamente estaba muy linda, y la niña que atendía en el puesto de completos estaba aún más linda. Ojalá que me sigas leyendo desde USA.

Jeka, qué parte de retrospectiva no entiendes? :-P En realidad sirve más bien como un índice fotográfico-cronológico más extenso que el índice a la derecha.

Mono, sí, es largo, y no eres la única que se queja de lo largo que es. Pero no hay para qué volver a mirar lo antiguo; era más para organizar las cosas para la posteridad.

Pollo, no hay fotos del verano 2006 porque comenzó el 21 de diciembre, y el choque fue el 5 de diciembre. Desde entonces que no he salido a ninguna parte que valga la pena mencionar o registrar. Lo que sí viene es el verano 2007, y espero estar rodando pronto. Espero volver poco a poco al foro, pero no quiero quedar como niño antes de la navidad. Se vienen botas de enduro, una chaqueta que me va a costar un riñón, y ojalá un casco nuevo, mejor. Ya habrá tiempo para entusiasmarse.

Saludos,

d.

3:48 PM  
Blogger Jaskask said...

Querido:

Quizá no entiendo tanto el sentido, o quizá no es que no entienda. Simplemente que para un lector tan añejo como yo puede parecer una lata la segunda parte. Pero para indexar está bien.

10:05 PM  
Blogger Durandal said...

Jeka, si seeeeeeeeeeeeeeeeeeeee


:-P


d.

12:26 AM  
Blogger Jaskask said...

beeeeeeee beeeeeeeeeeeee



AjAJAJAJAJaJ

1:01 AM  
Blogger Karl-Heinz said...

Que bueno haberte conocido Paul.Me encanta tu blog y ya muchos viajeros del otro lado del oceano lo leen tambien.
Yo te definiría como una 7.0 megapixeles sobre dos ruedas,hahahaha
Seguí asi.
Feliz año a todos desde BA
KH

2:47 PM  
Anonymous hoa said...

Durandal te pasaste, uno de los grandes aportes de la ADACH.Felicitaciones.

3:51 PM  
Blogger Andrés Reitze said...

Que Emoción, fui mencionado 2 veces... ejejejej, grande viejo, lo felicito, buenos recuerdos!!

10:20 PM  
Blogger Layfan said...

Qué buena la historia de cómo fue tu primer paseo en moto. Mirando tu blog, creo que voy por el mismo camino, pero mi primer paseo fue como acompañante del señor Pollo... No fue tan dramático después de todo.
Buenas fotos... Lo mejor de este post: sé cómo es tu cara. Nunca te había visto... Y la verdad, estás bastante lindo.
Raro me parece que no te recuerde en la U: una vez vi que el dueño de la moto disfrazada de oveja, se iba en ella, y si me pareciste tan guapo, debería recordar tu cara... Es que siempre recuerdo a los niños lindos :)

1:20 AM  
Blogger Durandal said...

A Andrés, Hoa y Karl, gracias por el saludo.

Layfan, ahora sí que estoy confundido. Conoces a Pollo en persona, pero tú eres de Astro en la PUC? Y Foix también postea comentarios en el blog de Pollo. Esto de los 6 grados de separación...

Y gracias por el cumplido :-P

3:59 PM  
Blogger Layfan said...

Jajajaja... Pollo era profesor en el colegio donde estudié, pero nunca me hizo clases...
Y no soy de astro, soy de bachi...
El otro día elquetejedi (Alejandro creo que se llama) me agregó a sus contactos de Flickr. Por sus fotos de la moto en la nieve, deduje que te conocía, aunque podría conocer a Pollo también. Al final resultó que te conoce y a Pollo lo ubica por el foro...
Al final todo el mundo está conectado...

2:53 AM  
Blogger Roberto Lineros said...

buenas fotos!!!

siempre me he preguntado que tipo de camara tienes, o es solo un trabajo de post-producción.

arregla la moto!!!

2:57 PM  
Anonymous Anonymous said...

hola, mi nombre es luis y desde mis 14 años que estoy en el mundo de las motos, comence con scooters y luego pase a motos de velocidad en las cuales viaje mucho por chile pero siempre sobre el asfalto lo cual siempre me producia una sensacion de limitacion, pero el estilo de manejo en estas motos me encanta, despues de pasar muchos momentos gratos y muchisimos ingratos en mi vida motociclistica, y con un matrimonio que venia cuesta a bajo decidi vender mis motos y me compre un jeep con el cual e recorrido muchos caminos y aventuras, bueno sin la intencion de aburrir al cabo de un tiempo me separe y despues de un año sin encontrar mi norte un dia fuy a comprar un jeep mas grande y como cosa magica aparecio ante mi una XR250 Tornado la probe y me encanto como era mi cumpleaños me la compre y sali todo el verano en ella pero no e logrado conocer gente que se aventure mucho, conosco muchas rutas porque Habitualmente viajo en bicicleta por la cordillera y e hecho alguna de ellas en la Tornado tu pagina me encato y me gustaria que nos pusieramos en contacto para compartir algunas experiencias y rutas.
Bueno hay muchas cosas mas que me gustaria compartir pero no soy bueno escribiendo te dejo mi mail y telefono y FELICITACIONES por tus fotos y narraciones .
Atte Luis
Superbikerr@hotmail.com
09-1390590

10:12 PM  
Blogger durandal said...

Luis, muchas gracias por escribir.

Es terrible cuando no se tiene una comunidad de gente con gustos afines de donde aprender y generar paseos.

Te invito a visitar la página de la Adach.cl, algo así como mi foro "hogar". Entra a la sección del foro de motos. Es un amgiente amigable; hay buena gente ahí. Posteo todos los días bajo el mismo nombre, durandal. Nos vemos ahi!

Un saludo,

d.

10:21 PM  
Blogger Sergio González said...

Que buenas fotos, da gusto saber que te apasiona lo que haces, sobre todo el de escribir cada una de tus experiencias... te felicito, again...

8:16 PM  
Blogger durandal said...

Gracias Sergio!

d.

8:44 PM  

Post a Comment

<< Home