Friday, December 08, 2006

Existen Dos Tipos De Motociclistas...

Conocen el dicho? Existen dos tipos de motociclistas, los que se han caído y los que se van a caer.

Resumen: El martes en la noche tuve un accidente en la moto. Un auto me chocó, y fue enteramente responsabilidad del conductor. No me vio, y le creo. Podría haber sido mucho peor. El resultado fue un golpe muy fuerte en el hombro, que me lo tiene en cabestrillo hasta que vea al médico mañana, y un golpe fuerte también al pie izquierdo. Aparte de eso, en el hombro tengo varias abrasiones, además de uno leve en la pierna derecha, todos producidos por dentro de la chaqueta de cuero y de los jeans y rodilleras. De no haber sido por la parafernalia protectora que siempre uso (y que muchos consideraban un fastidio enorme), seguramente me habría ido mucho peor.

Nota 1: Si no tienes ganas de leer todo este posteo, por favor lee solamente la sección final, titulada "Recomendaciones". El resto, si quieres, sáltatelo, pero eso te pido que lo leas. Gracias!

Nota 2: Si llegaste a este post por casualidad, antes de cerrar la página y decir Bah! Cómo es posible que la gente ande en moto siendo que son tan peligrosas, te invito a ver los posteos de la columna de la derecha.

Cómo sucedió: A las 22:30 del martes iba subiendo por Bilbao en dirección al Oriente. Dio la luz verde en la intersección con Tobalaba, y salí, poniendo distancia entre los autos que venían detrás y yo, como de costumbre. Iba por la pista izquierda. Tenía verde en Sanchez Fontecilla también. Vi un auto que tenía intenciones de doblar a la izquierda, que venía del sentido contrario. Pensé que no doblaría. Comenzó a doblar, se colocó en mi trayectoria y creo que alcanzó a frenar. Yo no sé si frené. El golpe fue fuerte y salí volando. Las impresiones que tengo de ese momento son el paso del ruido fuerte y bajo del motor de la XR, interrumpido repentinamente por un ruido de golpe de plástico, como hacen los autos cuando chocan, y luego silencio (asumo que en esta parte yo hacía de Súperman), y posteriormente el ruido de rodar un poco, un golpe en la nuca del casco y después quietud. Me dolía el pie y el hombro. El auto! Se va a escapar el auto. Cuando ví que me podía mover, me levanté (siempre decimos que esto no hay que hacerlo pero uno lo hace igual), y lo único que quería hacer en ese instante era ver la patente del auto. Recuerdo también que parte del motivo para levantarme era ese impulso de caminar en círculos que a veces nos da cuando nos machucamos un dedo o un pie. De pie, con el brazo izquierdo colgando a mi costado, cojeando de la pata izquierda y apuntando al auto con la mano derecha, repetía la patente en mi cabeza. Fue sólo cuando vi que alguien bajaba del auto que me acosté al borde del camino. Pobre gente... seguramente yo parecía algo salido de Dawn of the Dead o alguna otra peli de zombies.

Vinieron a mi lado, era un tipo y una tipa jóvenes. Les pedí que por favor cerraran la llave de paso de la bencina en la moto. El tipo al parecer paró la moto, y no encontraban la llave de paso, y yo les indicaba, y nada... Me di vuelta a mirar, y tengo grabada la imagen de él y ella sosteniendo la moto desde el lado izquierdo, visto desde mi perspectiva en el suelo, y un chorro de bencina saliendo de la llave de paso, como si fuera un caballo meando. Oh no...

Me comenzó a arder el trasero, y el olor a bencina no cesaba. Giré nuevamente la cabeza, y vi que estaba acostado en un pequeño río de bencina... Me moví un metro o dos más adelante, pero ya estaba empapado.

Apoyaron la moto y vinieron a donde estaba yo. Me preguntaron si quería que llamaran a alguien. Lo pensé. Había estado recién visitando a KarlitosGP, a unas 15 cuadras de ahí, y también tendría que llamar a mis padres. Mi celular todavía estaba intacto, y el auricular de mi manos libres seguía en mi oído. Hice las llamadas.

Poco a poco comenzó a llegar gente. La pareja del auto siempre se quedó cerca y estaban muy preocupados. No recuerdo cuando llegó, pero en algún momento apareció Sergio. Desde ese punto en adelante se quedó conmigo. Tenía entrenamiento de paramédico, aunque se dedica a otra cosa. También recuerdo a una psicóloga (Natalia?), un caballero con lentes que al parecer había salido a trotar y algo tenía que ver quizás con la profesión médica, el típico estudiante de medicina de cuarto o quinto :-) y algunas otras personas.

El hombro y el pie me dolían, y desde que me acosté por segunda vez no había hecho intento alguno de probar su estado, de moverlos, nada de nada. Temía una fractura en uno o ambos.

Llegó Karlitos, llegaron mis padres. Llegaron los Carabineros. En resumen lo que siguió de ahí en adelante fue una gran confusión. Yo tengo convenio con la Clínica Santa María. Los de las camionetas de Seguridad Ciudadana de Las Condes le informaron de manera errónea a mi padre que la ambulancia del SAMU me podría llevar a la clínica. Cuando finalmente llegó, indicaron que solamente me podían llevar al Hospital del Salvador, en calle Rancagua. Glup. Sergio, Karlitos y mis padres intentaban ubicar un número para la clínica Santa María, para que enviaran una ambulancia para el traslado ahí.

Durante todo esto, se acerca una señora con su hija, al parecer. Rubia, más de 45 años. "Te encuentras bien?" me pregunta. Hace rato ya que estaban todos alrededor, y no estaba sucediendo nada en particular. "Y dónde te duele?" me preguntó, poniendo pesadamente su mano sobre mi hombro herido. "Ahí, señora, ahí donde me está apretando, ahí me duele, por favor no lo siga haciendo". Pasó a segundo plano durante un buen rato, y posteriormente, dado que nadie estaba diciendo nada, dijo: "Ay pero ustedes los motociclistas también tienen gran parte de la culpa, manejan tan alocados!". Instantáneamente las caras de Karlitos, motoquero, Sergio, motoquero, y los demás, se voltearon hacia ella. Me hirvió la mierda. "Señora. Usted es pariente de alguien aquí?". "No, mijo". "Y usted es paramédico?". Esto la sorprendió un poco. "Ay no, mijo". "Entonces por favor háganos el favor de retirarse, porque no está aportando". Y con murmullos indignados de "ay una que tiene buenas intenciones, la señora se retiró. Lástima que no entendió que había metido la pata, pero tirado en el suelo de esa manera, no tenía la menor intención de escuchar mierda de nadie.

Finalmente fui trasladado al Salvador. La chica que conducía el auto que me chocó estaba muy preocupada por que yo fuera al Salvador. Contaba que hace un tiempo atrás, tuvo un choque de auto, y quedó con cortes y vidrio en la cara. La llevaron al Salvador, estuvo un largo tiempo esperando en el pasillo, y según logré entender, cuenta que un auxiliar simplemente le puso una venda sobre las heridas con vidrio, sin quitarlo. La idea de que a mi me fueran a atender ahí le preocupaba, y también el que tuvieran que hacerle la alcoholemia ahí.

El olor a bencina en la ambulancia era francamente insoportable. Algunos ya estaban mareados.

Llegamos al hospital, y me estacionaron en la sala de espera de urgencias. Naturalmente, durante todo este tiempo estuve con la cabeza inmovilizada, y sólo vi cielo nocturno, el techo de la ambulancia, el techo del hospital, y de vez en cuando alguna cabeza que entraba a mi campo visual. El asistente de la ambulancia del SAMU que me llevó se apoyó contra la pared al lado mío. Un poco más allá, estaba otro miembro del personal del SAMU, más viejo. "Y a éste pastelito qué le pasó?" preguntó el más viejo. "No, lo chocó un auto". "Sh, aquí prendemo un cigarro y explotamos to'".

Más allá del tipo del SAMU, otra camilla. En él, un viejo ebrio, roncando y un charco de orina bajo la camilla.

La chica del auto seguía preocupada por estar en el Salvador. Le traía malos recuerdos. Pasó una enfermera o auxiliar. Le indicaron que habría que hacer la alcoholemia a la chica. "Ay, me carga hacer la alcoholemia!" dijo, a nadie en general. "Ya, pase por aquí" le indicó a la chica. Recuerdo que ella le preguntó algo simple, y la respuesta que obtuvo de la enfermera fue "Siéntese aquí por favor". Supongo que hacer la alcoholemia implica tratar con gente probablemente ebria, y que a estas alturas no tenía la menor intención de perder un segundo de su tiempo en interactuar con una persona posbilemente ebria, pero fue bastante brusco, la verdad.

Me pasaron a otra sala. Era cuadrada, de techo alto, con 4 cortinas divisorias en forma de cruz, dos camas por cada cuarto de la sala. Un viejo se quejaba constantemente. Llegó una enfermera. Al parecer habían traído también al viejo ebrio. "Ya! Pare de orinarse!" le dijo la enfermera, "que si no le vamo' a tener que cortar la pirula!", y con eso, no pude contener la risa, la escena era demasiado ridícula. Esto sucedió mientras me sacaban del cuarto, porque la ambulancia de la Santa María había llegado. Me subieron a ella, y partimos rumbo a la clínica.

Como trasfondo a todo esto, debo mencionar que estaba bastante incómodo por algo. Es un hecho que no toda la gente tiene las mismas oportunidades, la misma suerte en la vida. Y hay veces en que esas diferencias de oportunidades se vuelven exageradas. A veces estas diferencias no son muy importantes. A veces estas diferencias son extremadamente importantes, como es el caso de la atención médica. Yo tengo acceso a un buen plan de salud, y puedo ser atendido en una buena clínica. Otra gente no. Me puso sumamente incómodo el tener que dejar tan en evidencia este contraste: el haber generado la demora luego de la llegada del SAMU al lugar del choque, por querer ir a un centro médico en vez de otro; el haber ocupado un lugar en la sala de espera del Salvador, el haber causado el inconveniente de que me llevaran a la sala para finalmente examinarme, y luego haber desaparecido, rescatado por los ángeles de los que tienen y pueden. Es un hecho que existen diferencias, y que la diferencia entre un mundo de la salud y el otro aquí en Chile es abismal... pero detesto dejarlo tan en evidencia, tan "in your face" para los que trabajan ahí día tras día; rechazar en su cara lo que ofrecen por no ser "suficientemente bueno". Aunque agradecer aquí en un blog suene vacuo y sin sentido, extiendo mis agradecimientos al personal del SAMU y del Salvador, y ofrezco mis disculpas por haber rechazado algo que para otros es la única opción.

Y efectivamente, de ahí en adelante, entré en otro mundo. El trato era distinto, el ambiente. Durante todo este tiempo me tuvo que acompañar el pobre Carabinero, para constatar lo de la alcoholemia, supongo. Lo paseamos por todo Santiago.

Vino un auxiliar, me conectaron al suero con ketoprofeno o ibuprofeno, no lo recuerdo. Por fin pude sacarme los pantalones impregnados de bencina; el ardor en el trasero me tenía extremadamente incómodo. Creo recordar que entonces vino el médico, y poco a poco fue viendo si tenía o no otros problemas. Pasé a la sala de radiografías. Inicialmente pensamos que podía tener luxado el hombro, y fue ahí cuando lo miré por primera vez. Me sorprendí ante las abrasiones; no había esperado tener daño a la piel, por la chaqueta de cuero, pero ahí estaban. Mi hombro estaba hinchado, y no reconocí su forma. Después de varias radiografías, descartaron que tuviera una fractura o luxación. Al parecer las tres horas desde el accidente dieron tiempo suficiente para que se hinchara.

En eso llegó KarlitosGP, qué noche para el hombre. Cuando yo partí en la ambulancia, Sergio se quedó con mi moto, y Karlitos partió a dejar su moto en su casa. Luego volvió en taxi a buscar la mia, y la empujó hasta su casa... estos hombres son unos santos...

Finalmente me dieron de alta, y nos fuimos en el auto, junto con el Carabinero, hasta la comisaría de La Reina, donde confirmé que la declaración que había dado la chica era correcta, y quedamos citados para el día después de Navidad. Y después de eso, a casa.

La moto: Eso me preguntan todos, y eso preguntaría yo también. Cómo quedó la moto? Pues aquí está. Al parecer el auto lo golpeó en la telescópica, el pedalín, el protector de carter, el múltiple, la tapa izquierda del carter, y en la llave de paso de la bencina. Hay daño en la parrilla, la llave de paso de la bencina está rota, la telescópica está marcada y habrá que ver si se torció, al igual que los rodamientos de la torre. Además, el manubrio está visiblemente doblado, el espejo izquierdo se rompió, y el pedalín izquierdo pasó de tener extremo semicircular a ser rectangular.

Las marcas de donde chorreó la bencina, por el lado derecho:

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Leves marcas en la goma del neumático:

Photobucket - Video and Image Hosting

Me impresiona hasta dónde llegaron las marcas en el motor:

Photobucket - Video and Image Hosting

Sin espejo:

Photobucket - Video and Image Hosting

Manubrio doblado.

Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting

Protector de carter con marcas:

Photobucket - Video and Image Hosting

Funda del estanque raspado:

Photobucket - Video and Image Hosting

El múltiple se llevó un buen golpe; habrá que ver si se rompió el sello con el motor.

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

La llave de paso, que simplemente se rompió. El estanque parecería estar intacto.

Photobucket - Video and Image Hosting

Photobucket - Video and Image Hosting

Mi nuevo pedalín rectangular, ultra top:

Photobucket - Video and Image Hosting

Mi parrilla:

Photobucket - Video and Image Hosting

En estos días habrá que hacer la cotización correspondiente. La chica dijo que pagaría los daños, así que esperemos que todo salga bien.

Recomendaciones:

Si eres moticiclista:
  • Nunca confíes de los autos que van a doblar a su izquierda, cruzando delante tuyo. Es una de las modalidades más típicas de los accidentes entre autos y motos. Yo normalmente desconfío, pero esta vez confié.
  • Usa tu equipo protector. No seas imbécil: compra una buena chaqueta con protecciones, usa calzado que cubra los tobillos, usa guantes. Usa un buen casco, no esas mierdas de 20 lucas (ni hablar del llamado casco prusiano... qué manera de publicitar tu imbecilidad!).
  • Usa rodilleras o pantalones con protección. El otro día alguien le preguntó a un amigo (quien tiene un casco excelente y caro, y una chaqueta con protecciones excelente y cara) que por qué tenía tanto casco para tan poca moto (una Honda Hero Passion de 100cc). Mi amigo le respondió al mentecato que el casco es para la cabeza, no para la moto.
  • Confecciona una "tarjeta de emergencias" con varios números de contacto (y especifica quién es esa gente con relación a ti), con los números de la clínica con la que tienes convenio, el número de sus ambulancias y con el número de una grua que sepa de motos que opere las 24 horas.
Si eres automovilista:
  • Con mirar no basta. Para; mira; escucha. Razona: es posible que aparezca una moto sin que yo la vea? Sé extremadamente prudente al doblar hacia la izquierda, cruzando por las pistas del sentido contrario. Señaliza tu viraje. Como puedes ver de este posteo, no todos los accidentes son por imprudencia. Este fue por falta de precaución.
  • Recuerda buscar activamente a las motos con la vista, tanto de noche como de día, porque es más difícil ver una luz entre muchas que ubicar una pareja de luces que se mueven juntas.

Sólo me queda agradecer a toda la gente que me ayudó ese día. Reconozco que tanto yo como la moto tuvimos una suerte enorme. Agradezco especialmente a KarlitosGP y a Sergio, ojalá pueda devolverles el favor algún día. También a todos en el foro Adach que han expresado su preocupación.

En resumen, tuve suerte. Mi parafernalia protectora hizo lo suyo, y si hubiera tenido protecciones en los hombros también, probablemente no tendría que usar este cabestrillo.

Bueno, eso es todo. Supongo que no habrán paseos en moto por un buen rato.


Update: Fui al doc. Lo del pie es un esguince, y ahora estoy usando una bota rígida. Antes podía cojear, pero con la bota puedo caminar más o menos normalmente (si ignoras el aire de Frankenstein). Lo del hombro es una disyunción acromio clavicular. En la radiografía se aprecia una elevación de unos 3 - 4 mm, siendo que lo normal es 0 mm. Por suerte no es tan grande como para requerir cirugía. Indicó 10 sesiones de kinesioterapia, con ultrasonido y calor, y que podría manejar en 10-14 días, etc. Me preguntó dos veces si hacía deporte, y la respuesta fue un vergonzoso "no". Probablemente debería hacer algo de cuerpo entero. Hizo un comentario que no sé si fue hipérbole o no: que, tomando en cuenta que el accidente fue hace 4 días, había tenido una recuperación sorprendentemente rápida, algo así como el doble de lo normal. Qué sé yo, me alegro no más con que no me duela.

Y el campeón (literalmente, este mostro es campeón 2006, categoría novatos):



Algunos dirían que parece Papá Noel en huelga de hambre, pero no hay que hacerles caso :-) Ho Ho hooooo!

Labels:



26 Comments:

Blogger Layfan said...

Tremenda historia.
Qué bueno que tuviste lesiones no tan graves, qué bueno que el auto no se haya escapado y qué bueno que hubo gente que te ayudó.
Tendré en cuenta las recomendaciones para automovilistas, y si me llego a comprar una moto algún día, tendré en cuenta las recomendaciones para motociclistas.

7:50 PM  
Blogger Pollo said...

Hey, lata por la moto, lo bueno es que van a responder... luego tienes que documentar el proceso de restauración

11:55 PM  
Anonymous le Machin said...

olá flaco … lamento lo del choqueo :( al final por suerte no es tan grave … bienvenido al club ;-)

Igual, …leí lo de la señora … me recuerda la creación de una asociación nuestra, Solidaridad a los Motociclistas Accidentados, que si hizo porque nos dolia escuchar siempre la misma historia en las clinicas : "pero que no te vas a lamentarse, por favor !! ya tienes ganas de estar en vida, ya basta ! son todos los mismos los motociclistas, manejan como locos, tienen accidentos, por suerte no mueren, perso se lamentan ! así que callate por favor" … aún a 20.000 km, parce ser lo mismo :(


en la parte "recomandaciones" para los automovilistas, no se si conoces la campaña inglesa, vale la pena verla.

Suerte para los dos reparaciones : la tuyas, más importantes ;), y la moto tambien … que te vaya bien !

1:43 AM  
Blogger Durandal said...

Gracias... de hecho, ese mismo video lo puse en este blog hace unos meses, aquí.

Pensar en todo el proceso de evaluación de la moto para ver cuánto me tiene que pagar la conductora me pone mal. Detesto que otra gente le ponga las manos encima a la moto. Es como una pareja.

Saludos,

d.

1:50 AM  
Anonymous Anonymous said...

CTM!!

La media historia Paul, menos mal que estas bien. La vieja desubicada, hasta yo quede atravezado con la se~nora esa.

bueno, mis saludos y ojala que te recuperes pronto.

Jose

jmfernand.blogspot.com

5:32 AM  
Blogger Gustavo said...

Paul.
Gracias por compartir tu experiencia, gracias por considerar los servicios del personal de la atención pública de salud y gracias por mostrarnos que el tema de la seguridad (en el equipamiento) nunca está de más.
Me alegro que el accidente no fuera más complicado para ti.
Si en algo te puedo ayudar, encantado.

PD: Muy buena idea eso de la tarjeta de N°s en caso de accidente. Oye y ese convenio con la Santa Maria es por tu plan de ISAPRE o es algo extra?

2:05 PM  
Blogger Durandal said...

Gustavo, pues no era para menos.

Mi papá tuvo la idea de donar la bota esta que tengo para inmovilizar el pie a algún hospital cuando ya no la necesite, y creo que eso haré.

Lo del convenio es simplemente el tema del convenio con la Isapre.

d.

2:12 PM  
Anonymous Anonymous said...

mejorate pronto! ;)
cariños
cristina

7:50 PM  
Anonymous Anonymous said...

Hola Chico lindo, te conozco a traves de tus historias que cuentas, son geniales...

Que susto que haya tenido un accidente, pero al leer tu historia se ve que son rasguños, bueno chico motokero :) Cuidese...

Un Besote y Abrazo...
BGR

10:55 PM  
Anonymous Anonymous said...

Hola.De casualidad llegué a tu blog.
Solo quería darte animos para tu recuperacion y aprovechar el reposo obligado para estar con la familia..a menos que tengas la suerte de tener una enfermera para cuidados particulares,cierto?..jajaja
Saludos, M.Galvez

1:26 PM  
Blogger Pajarito EXPERIMENTAL said...

Que bueno que puedas contar la historia y solo con "rasguños".

Lo que nunca mencionaste (y que seria bueno que pongas una foto) es donde esta la llave de paso de la bencina. Ya he visto que es una parte importante de una moto (en mas de algun post has tenido que cortar el paso de la bencina) y que seria bueno tener en cuenta.... uno nunca sabe cuando puede necesitar el dato.

Eso no mas Paul. Que estes bien y que tu recuperacion siga como hasta ahora.
Saludos
Gonzalo

3:57 PM  
Blogger Durandal said...

Gonzalo, gracias por tu mensaje.

La llave de paso se ve en una de las fotos que puse, pero está rota, y se ve el selector de goma que va en su interior. Aquí tienes dos fotos de llaves de paso enteras. La primera es de mi anterior moto, una XR125L, y la segunda, es de una Jianshe 125.

La llave de paso siempre se corta al caer la moto, ya que los flotadores del carburador quedan horizontales y no verticales, y no pueden cortar el paso de bencina que viene del estanque. Esto no es un problema si el carburador queda más arriba que el estanque, pero eso es poco probable.

Si no cortas el paso de la bencina, es posible inundar el cilindro (supongo) y lentamente se te irá la bencina por el despiche del carburador.

En algunas motos el selector es más disimulado o más suavizado estéticamente.

Saludos,

d.

8:44 PM  
Anonymous Anonymous said...

Hola Paul,

El otro dia llegue de casualidad por aca y miro tu blog de vez en cuando. Me alegro que no te haya pasado nada grave.

Saludos desde España,

Xavier

10:14 PM  
Blogger Jonathan said...

Autos del orto. Mejorate luego. Saludos!

11:09 AM  
Blogger Fernanda said...

Hola!
Gracias por tus buenos deseos. Espero pasarlo bien, por lo pronto estoy viendo qué hacer en cuanto a carrete... nada por aquí, nada por allá... Lo único que quiero es distraerme y pasarlo bien acá, pero no hay mucha gente todavía que digamos y hoy se puso a llover, nice! Well, pero la vida es ahora... ojalá enero se arregle :) (you know what I mean)
Ojalá que tu recuperación sea exitosa, que puedas arreglar pronto tu moto también. See you!!

10:12 PM  
Blogger Roberto Lineros said...

que mala lo que te pasó.

Por esos malditos vehiculos motorizados con tracción no-animal de mayor envergadura que una bicicleta, que hay que andarse disfrazando de chico tecno, con colores bien llamativos y reflectante, solo para esperar que te vean y no te pasen por encima.

Bueno por fortuna, corriste con suerte.
Pronta recuperació.

3:53 PM  
Blogger apple crumble said...

caramba! que bueno que no fue nada grave... las fotos... excelentes como siempre, sobre todo esas en sepia... por favor dime que las tomaste en sepia y no que salieron en sepia por la luz... porque si salieron en sepia por la luz que escojiste y no por una caracteristica predeterminada de la camara... pos resultara que eres demasiado bueno para ser verdad. espero termines de estar bien pronto. un abrazo

4:13 PM  
Blogger Jaskask said...

Petrolero tu post. Me imagino a Paul impregnado de nafta corriendo por la clínica acosando cual pepe le puf a una enfermera rosada. Claro, todo esto después del desinflamatorio...

1:13 AM  
Blogger Durandal said...

Xavier, qué sorpresa!

Jonathan, tú sabes bien que la vida en dos ruedas es compleja...

Fernanda, espero que todo vaya bien para usted, Diana del sur.

Roberto, es cierto. Estoy pensando qué hacerle a la moto para hacerla más visible.

Apple Crumble, de hecho se me olvidó poner la cámara en el modo para luces incandescentes de balance de blancos... así que no, no son en sepia :-P

Jask, todos estaban mareados por el olor. Yo también.

1:03 PM  
Anonymous Anonymous said...

bueno me alegro bastante de que no te haya sucedido nada de extrema gravedad, de que puedas contarlo y que tu recuperacion sea bastante rapida.
Soy un motociclista de la v region y eso de que los automovilistas doblen a la izquierda repentinamente dejo hace muy poco sin vida a un muy buen amigo mio.
Es verdad que aveces nosotros somos un poco alocados en nuestra conduccion sera por nuestras maquinas con un poco mas de power que la de un vehiculo normal yo en particular ya aprendi la leccion con varios accidentes que he visto y tambien protagonizado ya que llevo 13 años arriba de estas maquinas, tengo 31 años actualmente manejo una honda 1500 cc GL, y se imaginaran el power que tiene la maquinita, aprendi aparte de que no puedes confiar en el otro, tambien debes respetarlo tambien debes ser algo prudente en la conduccion ya que en este pais no hay cultura de respetar a los motociclistas, lamentablemente no siempre uno queda bien para contar estos tipos de accidentes.

PD coloquence las protecciones cada vez que usen sus maquinas

10:22 AM  
Blogger durandal said...

Anónimo de Viña:

Es verdad, lo único que se puede hacer es ser cauteloso, imaginarte que compartes la calle con una manada de búfalos ciegos y sordos, y usar siempre protecciones.

Ahora que estoy en Albuquerque, donde no existe ley de cascos, no me dejo de impresionar ante la cantidad de necios que sale en sus motos sin protección alguna, ni siquiera de la cabeza.

Esa gente les da una mala reputación a las motos.

d.

10:41 AM  
Blogger Sergio González said...

Qué lamentable, pero hasta en este relato me cagué de la risa con el comentario del ebrio en la camilla.

Lo bueno es que estás bien y no pasó a mayores.

Empatizo absolutamente contigo, a mi me atropellaron en bicicleta el 94, venía de vuelta del gimnasio por una calle de doble vía, a mi izquierda un vehículo estacionado, otro que venía de frente lo adelantó sin darse cuenta que venía yo; resultado: clavicula rota, múltiples contusiones, 2 meses en el hospital y con más puntos que Federer... es por eso que sé la rabia e impotencia que se siente con los manejadores que no conducen, sólo saben mover el auto...

8:42 PM  
Blogger durandal said...

Sergio: Así es: Rabia e impotencia.

Saludos,

d.

7:07 AM  
Blogger jandry said...

hola amigos soy de Ecuador saludos a la distancia muy buenapagina muy buenos relatos t en especial este porq recien me recupere de un accidente similar donde me fracture la tibia y me pusieron una plaka de titanio ahora estoy pensando comprar unas buenas botas y no salir solo con zapatos normales a la carretera.
saludos y muy buena su pagina

4:59 PM  
Anonymous Ramon Balboa said...

En el momemnto de tu accidente era de los motoqueros "... que se van a caer...". El 19 de febrero del 2012 tuve mi accidente con lesiones graves, estoy hospitalizado salvando el pie derecho y tu historia calza con la mía, especialmente, en la atención de salud y por mi moto Honda 250 XLR. Estoy recuperándome en el Hospital Clínico del Sur, ex ACHS, Concepción, luego de haber pasado por un Hospital Público por mi condición de cesante... no me preguntes como vamos a pagar la Clínica porque no lo sé. Osea, estoy donde debo estar, dado la gravedad de la lesión, pero que no debiera estar, dado mi condición de desamparo social por la maldita cesantía.

6:29 PM  
Blogger durandal said...

Ramón,

Lamento mucho lo de tu accidente. Ese día yo estaba celebrando mi cumple y tomando cerveza con amigos. Que diferentes son las historias.

Te deseo muchísima suerte en tu recuperación.

d.

8:24 PM  

Post a Comment

<< Home